Total: 0,00
Total: 0,00

Parece que este año la temporada de calor se ha adelantado y podremos usar nuestra piscina antes de lo previsto. Pero, a pesar de que el sol empieza a calentar, la piscina todavía no está lista para el baño. Si quieres ponerla a punto solo tienes que seguir unos sencillos pasos para conseguir una piscina limpia y segura que pueda ser disfrutada durante toda la temporada. ¡Toma nota!

  1. Quita el cobertor de la piscina

En el momento de quitar el cobertor es inevitable que caiga un poco de agua o residuos a la piscina. Pasa el limpiafondos para eliminar la suciedad depositada y, si no quieres que ésta pase por el filtro, pasa el limpiafondos con la válvula selectora en vaciado.

  1. Limpia y guarda el cobertor

Si quieres que se conserve en óptimas condiciones hasta la temporada siguiente, límpialo con un cepillo y agua. Después dóblalo y almacénalo en un lugar fresco y seco.

 

  1. Rellena el agua que se ha podido perder

Eleva el nivel del agua, por lo general hasta la mitad del skimmer.

  1. Vuelve a conectar la maquinaria de la piscina

Si preparaste la piscina para soportar las heladas, ahora es el momento de volver a conectar el filtro, la bomba, el calentador y cualquier otro equipo que tenga la piscina.

 

  1. Retira los tapones de invierno

Si has colocado tapones de invernaje, asegúrate de retirarlos para que la tubería no coja presión y cause daños.

 

  1. Pon en funcionamiento la depuradora

Esto incluye el cebado de la bomba y la puesta en funcionamiento del sistema de circulación y filtración. Si tienes una válvula de purga de aire en el filtro, asegúrate de abrirla para purgar el aire del sistema hidráulico.

 

  1. Analiza el agua de la piscina

Una vez que el sistema de circulación se ha puesto en funcionamiento durante varias horas, hay que regular los niveles de productos químicos en el agua de la piscina: pH, la alcalinidad total, dureza cálcica, los niveles de cloro libre y ácido isocianúrico.

  1. Pasa el limpiafondos

Después de ajustar la química de la piscina, todavía quedará algún resto de suciedad y residuos del invierno. Para eliminarlos pasa el limpiafondos prestando especial atención a las zonas cercanas a las escaleras u otros equipos.

 

  1. Deja el sistema de filtración en funcionamiento durante la noche

Esto permitirá que toda la tierra, residuos, algas y bacterias, que siguen flotando en tu piscina después del cepillado y aspirado, sean filtrados.

 

¡Ahora solo tienes que disfrutar de tu piscina!

 


 

¿Necesita más información?

Contacte ahora y le asesoraremos en lo que necesite.






    X