Total: 0,00
Total: 0,00

Una de las preguntas frecuentes de alguien que va a adquirir una piscina desmontable es si el mantenimiento será sencillo. Este tipo de piscinas tienen la principal ventaja de la fácil instalación y mantenimiento en todos los sentidos pero, ¿es así de verdad?
En este artículo vamos a ver si de verdad es fácil mantener una piscina desmontable y cómo hacerlo. Aunque déjanos adelantarte que la respuesta es afirmativa, es muy sencillo mantenerla.

Sistema de filtrado

Cuando la piscina tiene un tamaño considerable, el uso de una bomba depuradora es fundamental para el correcto mantenimiento de una piscina desmontable. Este sistema se encarga de aspirar, filtrar e impulsar el agua y retener las impurezas para mantenerla limpia.

Existen sobre todo 2 tipos de depuradoras, las de cartucho y las de arena.

  • Las depuradoras de cartucho son más económicas, pero tienen una capacidad de purificación inferior. Además, requieren de la limpieza diaria y el cambio de filtro en forma frecuente.
  • Las de arena, en cambio, tienen un mejor rendimiento y son más fáciles de mantener. Si tiene alguna desventaja se podría decir que son un poco más caras, pero merece la pena.

La desinfección del agua

Como en toda piscina, el agua necesitará ser tratada. Además del uso de la depuradora, también es necesario desinfectar la piscina frecuentemente, para eliminar parásitos, virus y bacterias. En  nuestra web de Urbanpool podrás adquirir kits de limpieza especiales para este tipo de superficies, con productos químicos y medidores.

El PH marca el grado de acidez del agua y su nivel debe situarse entre 7,2 y 7,6. El cloro, por su parte, se vende en forma de pastillas, líquido o polvo y debe estar entre 0,6 y 1,5 mg/l.

La exposición directa de este químico sobre las paredes puede deteriorarlas, así que agrégalo con precaución. La mejor forma de colocarlo es mediante una boya flotante.

Limpieza de paredes y fondo

Lo bueno de las piscinas desmontables es que al ser más reducidas en tamaño, esta tarea será más rápida. Podrás utilizar un cepillo de acero o una hidro limpiadora.

Sin embargo, la mejor opción es un robot limpiafondos. Estos aparatos quitan todos los desechos e impurezas que se acumulan en el suelo y los modelos más completos también lavan las paredes y la línea de flotación.

Lo mejor de todo es que trabajan en forma autónoma, así que te ahorrarás buena parte del esfuerzo. A la hora de comprar, asegúrate de que el modelo sea compatible con el material de tu piscina, ya que la mayoría están preparados para las de obra.

Accesorios para una piscina desmontable

Si no vienen incluidos con la piscina, es recomendable la compra de un tapiz que proteja las paredes y de una lona para cubrirla por las noches o cuando no la uses.

También es importante colocar una escalera adaptada, para evitar los daños y accidentes cuando entras y sales de la piscina. Aquí podrás encontrar en nuestra web las mejores de cada clase.  

Estos accesorios te ayudarán a mejorar su mantenimiento de una forma simple y eficaz.

Desmontaje y guardado

Cuando regrese el frío, desmonta la piscina con cuidado, limpia cada una de sus partes y guárdala en un lugar seguro que esté libre de humedad. Si prefieres dejarla montada, coloca un producto químico adecuado para protegerla contra el clima frío y cubre toda su superficie con una lona oscura o cubierta para piscinas. También desconecta la depuradora y ponla en un lugar seco y cerrado.

 

En definitiva, como has podido observar, sí es fácil mantener una piscina desmontable. Siguiendo estas sencillas indicaciones, podrás disfrutar de una piscina con agua limpia y transparente, ¡y con muy poco esfuerzo! ¡Que disfrutes del verano!

 

Todos los productos y más información la encontrarás en  www.urbanpool.es

Síguenos en Instagram y Facebook para no perderte nada.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Select more than one item for comparison.
X